10/18/2021

¿Una dieta vegana puede ser saludable?

Algunos consejos al respecto

Hoy en día, no es difícil encontrar personas veganas. Es decir, que hayan eliminado totalmente de su alimentación cualquier producto de origen animal; no sólo la carne, sino también el pescado, los huevos, la miel, la leche y los productos lácteos... es una opción respetable como las demás. Pero se debe ser consciente que cuando se empieza una alimentación de ese tipo se dejan de consumir ciertos nutrientes, proteínas y vitaminas que hay que saber sustituir adecuadamente para que la dieta sea equilibrada y no tenga ninguna carencia. No solo se trata de dejar de comer productos animales, ¡sino de saber sustituirlos!

He aquí algunos consejos para sustituir:

  • Las proteínas: los productos de origen animal aportan mucha proteína. Por tanto, debemos intentar consumir proteínas vegetales en todas las comidas: legumbres, frutos secos, semillas (sobre todo de chía y cáñamo), quinoa, trigo sarraceno, levadura nutricional, tofu, seitan, setas...
  • La carne: la carne nos aporta mucho hierro y vitamina B12. El primero se puede conseguir a través de legumbres, tempeh, frutos secos, fruta desecada, semillas... También podemos potenciar la vitamina C, que nos ayuda a absorber mejor el hierro (con cítricos, pimiento, brócoli, col, fresas, brotes de alfalfa...). A la vez, la vitamina B12 (la famosa “vitamina animal” que sólo se encuentra en productos animales), la podemos obtener a través de suplementos vitamínicos.
  • El pescado: el pescado nos aporta yodo y ácidos grasos omega-3. Podemos ingerir yodo comiendo algas, que son ricas en él; y el omega-3 con semillas de sésamo, de chía y nueces. También existe el suplemento DHA vegetal para obtener los mismos ácidos grasos que obtendríamos si consumiéramos pescado azul.
  • Los huevos: una gran fuente de proteína y grasas saludables. Podemos ingerir grasas a través de frutos secos y aceite de oliva.
  • La leche y productos lácteos: los lácteos son ricos en calcio. Otros alimentos ricos en calcio con los que podemos sustituirlos son el sésamo –triturado o con tahina–, higos, brócoli y coles, tofu, legumbres, algas, almendras, acelgas, espinacas, kale, perejil, bebidas vegetales...

De todas formas, siempre que alguien quiera iniciarse en el mundo del veganismo, se debe conocer bien qué tipo de alimentación se seguirá a partir de entonces y actuar en consecuencia. Consultad expertos en nutrición, ¡porque es un paso importante en vuestros hábitos alimenticios!

 

Volver al listado